Los Chonos

El pueblo Chono fue el más septentrional de los canoeros patagónicos.  Su territorio se circunscribe entre el canal de Chacao y el istmo de Ofqui, aun cuando en el periodo hispánico traspasaron el golfo de penas, alejándose del contacto europeo.

chonos2

 

Este pueblo constituyó pequeñas unidades familiares, de tres o cuatro personas, que se desplazaban de norte a sur en este extenso territorio, en un nomadismo estacional y alimentario.

Debieron habitar por milenios estos espacios porque una parte importante del archipiélago de Chiloé, las Guaitecas y los Chonos llevan nombres en su lengua.

Fue común en los Chonos, las técnicas para habitar, pescar, mariscar, para hacer fuego y, en general, para transformar y aprovechar la naturaleza.   La dieta de los Chonos era a base de recursos obtenidos de las costas: mariscos, algas, peces, lobos marinos y el festín esporádico de una ballena que varaba.

La Dalca:   los Chonos son conocidos en la historia de los pueblos amerindios porque construyeron una embarcación con tablones de alerce.

En un momento de su historia, estos pueblos incorporan el “curanto” como una manera más efectiva de cocinar grandes cantidades de mariscos y otros alimentos de una vez, aprovechando el vapor generado por esta suerte de olla vegetal, activada por piedras calientes. Este método, al parecer, es recibido de pueblos polinésicos que arriban a nuestras costas en los últimos milenios.

 

De la lengua de los Chono queda poca presencia. En la toponimia del archipiélago podemos rescatar algunas voces que son como fantasmas testimoniales de una etnia que ya no existe, pero que habla por nuestra boca cada vez que decimos: Caguach, Tac, Chaulinec, Achao...

cotidiana chonos

La conquista española y la conversión al catolicismo dirigida por los jesuitas arrebató a este pueblo no sólo su territorio, que pronto se vio desplazado más al sur, sino que además le desarticulo la dinámica de su nomadismo y de sus formas de vida. Ellos vivieron miles de años en estos canales; soportaron las tensiones del clima y de su geografía.  Fueron la humanidad en este archipiélago, sobrevivieron en territorios que hasta el presente permanecen desocupados porque las poblaciones contemporáneas no logran resistir estos ambientes. Ellos dominaron un planeta en su condición más inhóspita, pero dos siglos de conquista los aniquiló.

Probablemente hoy encontremos entre mezclados entre la gente de los pueblos de Chiloé y la provincia de Llanquihue gente con sus rasgos y apellidos alquilados convertidos en campesinos y otros oficios.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *